Gobierno de Barbosa compró software para espiar celulares

lunes agosto 9, 2021

|

Staff

Estado

Este fin de semana el diario digital e-Consulta documentó la existencia de contratos millonarios mediante los cuales el gobierno del estado adquirió la licencia de un software espía.

De acuerdo a la información revelada por el periodista René Valencia, el gobierno de Miguel Barbosa gastó 19.8 millones de pesos en la compra de “Geomatrix”, un software de vigilancia capaz de interceptar mensajes de texto y llamadas telefónicas.

El primer contrato se concretó en diciembre del 2019 por 18.8 millones de pesos, mediante adjudicación directa que ganó Neolinx de México SA de CV., para proporcionar una licencia de 12 meses de Geomatrix, brindar capacitaciones de su uso y equipos para su ejecución.

El segundo se realizó en 2020 a la misma empresa por un millón de pesos.

Se sabe que la empresa entregó a la Fiscalía General del Estado una licencia de Geomatrix por 12 meses que incluye 960 consultas de geolocalización.

En teoría este tipo de software debería ser utilizado en la estrategia de inteligencia para combatir delitos de alto impacto como narcotráfico, huachicol y el secuestro sin embargo los resultados son poco claros.

Tras la consulta al portal de trasparencia para conocer el número de investigaciones realizadas, sujetos detenidos y personas rescatadas por la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto la respuesta fue penosa:

“No existe obligación de elaborar documentos ad hoc para atender las solicitudes de acceso a la información”.

Los únicos registros son los de las Unidades Especializadas en el Combate al Secuestro (UECS) de Puebla que en su reporte anual de evaluación 2020 confirman 27 casos con 35 víctimas, lo que derivó en 113 detenciones, pero no se aclara cuántas se vincularon al uso de Geomatrix y tampoco hay datos del 2021.

Con estos resultados estaría pobremente justificado la contratación millonaria de Geomatrix y peor aún, no hay manera de comprobar si se ha utilizado o no el software espía para fines distintos al de la seguridad pública.

El manejo dudoso e ilegal del software espía detonó recientemente controversia a nivel nacional cuando se dio a conocer que durante el sexenio pasado fueron intervenidas las comunicaciones privadas del hoy presidente Lopez Obrador y su familia.

En Puebla el mismo software fue utilizado durante el gobierno de Rafael Moreno Valle y el hoy gobernador Barbosa anunció que habría denuncia en contra de los responsables pero olvidó mencionar que estas prácticas siguen vigentes durante su mandato.

La investigación completa en este enlace.

Compartir en redes: